El poder de la palabra


El sonido ha sido considerado desde tiempos inmemoriales como el vínculo directo
entre lo divino y lo humano.
Desde siempre los filósofos han estado interesados en el lenguaje y su conexión
psicológica con la humanidad por la importancia del mismo y su expresión en la
comprensión del proceso del pensamiento. Su influencia va más allá de lo físico e
interaccionan con nuestros aspectos espirituales.

Siete meditaciones para los seres que sienten.

Sólo siéntate y respira profundamente llevando el aire hasta tu hara (tres dedos debajo del ombligo). Tómate estos cinco minutos cada día, conéctate con esta imagen y siente que estás hecho para estar alegre, ser amado y amar la vida. Sólo de eso se trata vivir.  Y si algo te va alegrando, ríe. Y si te sientes triste o sin fuerzas y sin esperanzas, recuerda: “desnúdate, ante mi no eres culpable ni estás decrépito, ni has sido descartado”. Haz cada día una, sin prisas, y muerde de nuevo la vida! Sigue leyendo

Reiki y el arte de escuchar

Cuando estamos con otros, cara a cara, sentimos algo distinto, experimentamos el gozo de ser escuchados, comprendidos.

Es esa conversación con otros la que impulsa el ir hacia adentro, ya que genera a la vez, esa conversación con nosotros mismos llamada introspección.

Recordamos el hecho de estar plenamente presentes, única manera de crecer. Al estar distraídos en la calle o y también en nuestros momentos de ocio, el encontrarnos para una sesión de reiki nos ayuda a estar a pleno con el otro.

Nos sentimos menos participes de la tribu de seres solitarios, pero a la vez híper conectados, de la que cada uno forma parte.

Un teléfono lo puede todo creemos, pero no es nada, deja a un lado la conversación cara a cara, esa que nos permite lograr el encanto de tener delante a un ser y escucharlo, comprenderlo.

Sigamos cultivando el arte reiki de escuchar, porque hoy en día y mas que nunca lo necesitamos. Encontremos un momento para una sesión y disfrutemos de los gestos y actitudes que forman parte de un autentico ser humano.

Siete claves de la energía positiva

El cuerpo va donde va tu atención

Visualicemos durante unos segundos que tenemos una barrita sostenida por el dedo índice de cada mano. Saquemos mentalmente la barrita. ¿Qué ocurre ahora? Efectivamente, los dedos tienden a juntarse. Esto muestra que allí donde va nuestro pensamiento y nuestra atención, allí va también nuestra energía. Como en el ejercicio inicial de reiki, cuando enviamos nuestra atención al hara logrando de este modo que toda la fuerza se focalice allí. Sigue leyendo