No se trata de acumular dinero

La cultura andina guarda hasta hoy su visión sagrada sobre el acontecer de un acontecimiento , un Pachakuti humano, en relación con una convivencia catastrófica humana. Existe una interrelación tan fuerte entre la vida humana y la vida de la naturaleza que la llegada o no de una catástrofe depende mayoritariamente del buen vivir en reciprocidad y equilibrio entre ambos. Sigue leyendo

Reiki y los símbolos que hablan de lo eterno

La humanidad avanza en espiral.

Volvemos, a un nivel más complejo, a una comprensión orgánica de la realidad.

Lo más antiguo y lo más nuevo vuelven a encontrarse.

En este nuevo bucle, la ventaja comparativa de las sociedades indígenas consiste en haber conservado tanto el saber como el know how, para la humanidad del siglo XXI, del gran desafío que plantea el nuevo paradigma científico: construir una civilización planetaria en el continuo biosférico. Sigue leyendo

Diccionario Reiki: Zento Bu

Es la primera de las posiciones de las manos que Usui Sensei enseñaba para las sesiones hacia uno mismo o los demás. Estos se dividen en dos partes de 15 minutos cada una. En la primera parte se hacen las posiciones que voy a ir mencionando a continuación, y es la sección del tratamiento que se hace en forma regular sobre cualquier persona respetando el orden de las mismas y la cantidad de minutos en que las manos se detienen sobre los lugares indicados. La segunda parte tiene más que ver con el desarrollo de la intuición y es totalmente libre.

Las manos se dejan fluir y se entrena a los alumnos para que busquen aquellas zonas del cuerpo del receptor en las cuales este “pide” energía. Esto desarrolla enormemente la intuición y hace que, a la larga, el alumno determine con sus manos, el estado energético de cualquier persona u objeto que toque. La idea de dedicar el tiempo de la sesión a buscar los desequilibrios en el cuerpo de la persona a la que asistimos, es compatible con el espíritu que anima la práctica: la actitud compasiva en todo momento.

Esta filosofía se contrapone con el facilismo de la enseñanza de los maestros occidentales, quienes enseñan que, como la energía es sabia, ella misma sabe dónde tiene que ir. En ese caso, el estudiante no se compromete con lo que está haciendo ni desarrolla su percepción.

Los nombres de las posiciones de las manos originales enseñadas por Usui Sensei son: zento bu, donde las manos del dador se ubican sobre la frente, cubriendo los ojos; sokuto bu, sobre las sienes; koto bu, donde una mano se coloca en la nuca y la otra queda sobre la frente; enzui bu, posición a cada lado del cuellos; tocho bu, sobre la coronilla, encima de la cabeza, siendo esta la última posición, antes de continuar con el llamado byosen, técnica con la cual se tratará a continuación el cuerpo entre los hombros y los pies, siempre por el lado del frente. No es necesario tratar la espalda, salvo que alguna dolencia lo requiera, ya que los mismos centros de energía que se encuentran ubicados en el frente tienen su correlato en la espalda.