Reiki en 3 pasos

Hay una esencia sutil en reiki a la que no le prestamos mucha atención y es fundamental para darse cuenta de los primeros efectos que produce. Más allá de los símbolos que usemos, más profundo que la energía de la cual somos canales, incluso más lejos de lo que sentimos al actuar sin que seamos nosotros mismos los que estemos corporizando los efectos. 

Reiki es inmaterial o no visible y transmite en cada sesión una vibración de armonía. Esa armonía no la produce ninguna técnica, no hay símbolos que puedan lograr esa alquimia: es generada por la persona que da las sesiones. Es lo que llamo la “sanación por presencia”. Sin elementos materiales, sólo “estando” en ese momento. Pensemos en cualquier terapeuta que en vez de “atendernos” esté atento y presente. Su sola presencia ya es armonizadora por no decir curativa.

Todos los seres humanos tenemos esa capacidad, seamos o no reikistas. La diferencia es que, quien aprende reiki, se vuelve un canal consciente de dicha capacidad, recordando quien es ella/el en esencia.

 

Tu presencia es energía, conectada a la fuente que es el Sol, y llevada hacia el aura de quien recibe. Ese efecto que conocemos y que no lo hacemos consciente, produce una transmutación que se traduce en una mejora del estado de ánimo de la persona. 

Ese es el primer efecto que hay que lograr: mejorando el estado de ánimo, mejora su receptividad a todos los tipos de tratamiento en general que la persona esté llevando a cabo, sin importar si es químico o natural.

Por eso el comenzar una sesión, es poner en marcha la natural capacidad auto curativa de todo organismo vivo, dada por la naturaleza. E insistir en dar al menos 5 sesiones, termina de redondear una primera etapa en la recuperación de esa persona. Este es el segundo paso sutil que guía tu armonización: el buen ánimo.

Al notarlo en el otro, es una buena razón para pensar que vamos bien con las sesiones.

 

Luego está nuestra atención durante las sesiones: no debe estar en el problema que la persona propone, sino que tiene que estar enfocada en estos tres puntos, que incluso puedes recitar incluso si deseas durante la sesión y en el silencio de tu corazón: que puedas ser feliz, completamente saludable y libre de todo sufrimiento. Que todos los seres puedan ser felices, completamente saludables y libres de todo sufrimiento. Que yo pueda ser feliz, estar completamente saludable y ser libre de todo sufrimiento. 

Al enfocarnos en: el otro, en todos los seres y en mí, capto la esencia de todo proceso de armonización, dado que no hay logro posible si no me enfoco en esos tres puntos: la armonía se logra al pedir por el otro, por todos los seres y también por ti.

 

12 pensamientos en “Reiki en 3 pasos

  1. Gracias Claudio querido. Vos no me conoces pero estoy en tercer nivel de Reiki gracias a discípulos tuyos seguramente. Mi tercer nivel lo he logrado con la ayuda de la maestra Alicia Asato Nakayama. Quiero comentar que tu texto de hoy coincide con las enseñanzas del padre Gérlua, un gran estudioso de la energía humana y también reikista quien afirma que todos poseemos esa capacidad curativa y sobre todo autocurativa. También es coincidente con lo que predica el doctor Antonio De Santis, médico homeópata de gran renombre en el mundo de la medicina natural (tengo el honor de que sea mi médico sanador de cuerpo y alma desde hace años). Ademas es coincidente con los conceptos del maestro Paramahansa Yogananda en lo referido a la energía que proviene de Dios y la salud humana.
    En mi práctica personal pude verificar que todo lo que decis es cierto. El estado de gracia que alcanza la persona tratada con Reiki es visible luego de la sesión, pero tanto en presencia como a distancia lográndose que se desencadenen mecanismos de autocuración que todos poseemos.
    Otra vez, gracias por tus palabras y espero hacer Reiki Karuna o tal vez maestría con vos personalmente.
    Un gran abrazo.

    Daniel Cirillo

    • Hola Daniel un gusto! Ahí reside el principio de toda sanacion y en especial la de reiki. Al ser conscientes de esa energía por nosotros mismos o ayudados por un terapeuta, se produce un darse cuenta en la persona. Sin ese sutil momentito, no es posible arrancar con el estar bien. A seguir despertando conciencias mediante esta maravillosa energía de la naturaleza!

  2. Muchas gracias ..maestro Claudio Márquez. ..siempre sigo su Bloc…soy reikista…y agradesco infinitamente sus enseñanzas que llevo a la práctica…

  3. Gracias, gracias, gracias al Universo y a los guías de luz por todo lo que vamos aprendiendo en tantos años de conocimiento Unidos por el Reiki.
    Bendiciones 🙏♥️

  4. hola Claudio,puedo dar fe de que REIKI es sanador,y lo comprobe en sesiones con diferentes personas,donde despues de la primera sesion,ya se notan cambios.Tambien tuve que hacer Reiki en una emergencia y fue increible la recuperacion de la persona.Gracias por compartir tus conocimientos,abrazo!!! Feliz 2019!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s