Meditación de conexión infinita

El siguiente ejercicio es un autotratamiento intensivo que permitirá aumentar la sensitividad y la conexión con reiki..

En posición sentado, cierra tus ojos.

  • Coloca las manos en posición gassho.
  • Con movimientos muy lentos, lleva las manos hacia arriba.
  • Junta las manos por encima de la cabeza, pero sin que lleguen a tocarse, como si se formara un túnel. Poner la atención en las dos palmas, sintiendo la energía entre ambas.
  • Focalizar la atención en ese túnel que circula frente a nuestro cuerpo y muy lentamente ir bajando hasta llegar a la altura del corazón.
  • Allí te quedas unos segundos mientras inspiras y exhalas, como si lo hicieras a través de los dedos.

Inspira como si tomaras energía de tu entorno, ingresándola por las manos hacia el hara. Exhala como si enviaras la energía desde el hara hacia los dedos. Inspira nuevamente por los dedos, y vuelve a exhalar por el hara. Repetir durante varios minutos. Esta técnica japonesa se llama gassho kokyu – ho

  • Ubica la mano derecha con la palma hacia arriba sobre la pierna, y la mano izquierda queda en el mismo lugar, mientras tratas de sentir la energía reiki en todo tu cuerpo. Sentirás la sensación de que la energía te cubre.
  • Coloca muy lentamente la mano izquierda sobre la pierna, mientras descansas unos segundos
  • Utilizando tu mano más hábil, llevar energía a la zona del cuerpo más necesitada. Deja las manos en cada lugar el tiempo que sea necesario.
  • Vuelve a la posición de descanso colocando las dos palmas hacia arriba sobre las piernas.
  • Luego de un breve descanso, coloca una de las manos sobre el corazón y envía la siguiente petición: “Que esta energía rei me permita manifestar los talentos para los cuales he sido preparado en esta existencia”. Esta petición ayuda a desarrollar dones para los cuales hemos sido elegidos.
  • A continuación, con una mano en la frente y otra detrás, pronuncia una afirmación de liberación. Se enuncia afirmando lo que quieras liberar o modificar como si ya fuera un hecho, por ejemplo: “Siento paz con todas mis relaciones”.
  • Vuelve las manos a gassho.
  • Trae a tu foco de atención a una persona que sientes te causa sufrimiento y repite:

TE PERDONO, ME PERDONO

TE QUIERO, ME QUIERO

TE LIBERO, ME LIBERO

TE PERDONO, ME PERDONO

TE QUIERO, ME QUIERO

TE LIBERO, ME LIBERO

TE PERDONO, ME PERDONO

TE QUIERO, ME QUIERO

TE LIBERO, ME LIBERO

  • La imagen se va achicando hasta un punto diminuto
  • Gassho
  • Agradece

Una vez finalizado el ejercicio, se puede comenzar nuevamente desde el punto 14 con la imagen de otra persona.