Nada para mi, que no sea también para los demás.

En mis primeros veinte años de estudio del Reiki, buscando el significado profundo de cada práctica y de cada símbolo, lo consideré primero como una herramienta útil para ayudar a aliviar el dolor ajeno sin más preguntas.
Influido por la lectura de los textos de Reiki, y siguiendo las enseñanzas de distintos maestros del método, tanto occidentales como japoneses, recorrí distintos países, buscando las claves que me guiaran hacia la auténtica esencia de aquello que su fundador, Usui Sensei, se propuso al enseñarlo.
Fue así que pude aprender distintas versiones del Reiki contemporáneo. Desde las más modernas, que envían iniciaciones a distancia y promueven el Reiki sin maestros, hasta las más conservadoras, que le imponen al alumno seguir el camino de su maestro como si éste tuviese la verdad absoluta.
Con tanta información y discusiones acerca de quién enseñaba mejor o era más espiritual, cosa que aparentemente no debería ocurrir entre seres considerados elevados, me rendí y solté todo lo aprendido, a fin de que apareciese aquello que tenía que serme revelado en el momento oportuno.
Comencé a enseñar Reiki con precaución, poniendo la intención en cada clase, de darla con el objetivo de despertar el mundo interior del maravilloso ser que tenía delante. Independientemente del padecimiento que lo trajera, o de la búsqueda que lo orientara a llegarse hasta mi escuela, ese fue mi foco inicial.
Usar la intención, me fue dando muy buenos resultados, como si la clave más fuerte del Reiki estuviese anidada en transferir la intención del corazón del maestro al alumno durante la clase o sesión. Había que entrar en un estado diferente de consciencia, y tomar a la energía vital como materia prima sutil conductora de dicha intención.
Fui tomando nota de las herramientas que usaba en cada nivel de reiki, de las preguntas que surgían en las clases cuando aplicaba este método, y de los efectos posteriores que recibían los alumnos. Practicaran o no las técnicas enseñadas, e incluso sin importar qué se había enseñado ese día, había un común denominador: cada uno de los presentes podía soltar algo que lo oprimía y conectar con sus sensaciones más sublimes.

La fuerza espiritual de esta energía, comenzaba a hacerse ver en los efectos sobre la vida cotidiana de los practicantes de reiki. Los que no estaban dispuestos a cambiar nada dentro suyo, comenzaron a desear cambiar. Otros tomaron consciencia de saber que podían cambiar lo que desearan. Y otros pudieron aceptar que todo cambio tiene sus movilizaciones y sus consecuencias.
Me maravillé de la simplicidad con la que todo iba ocurriendo y más aun, de que no se le imponía a nadie el cambiar nada. Quien ni evaluaba la posibilidad de tener que modificar algo de su vida, no regresó mas, respetándose sus tiempos internos.

Algunos años después fui descubriendo que había en el método original de Reiki, una serie de herramientas sutiles que podían utilizarse para imprimir a la clase o a la sesión, una atmósfera que permitiese a los receptores una conexión profunda con su interior. Más aun, aprendí que el foco de las enseñanzas de Usui Sensei, estaba ligado a perfeccionarse a sí mismo, más que a dar energía a los demás: ese es el método de Reiki en sus aspectos espirituales más profundos. A esta segunda etapa la llamé comprensión y se la sumé a la intención.
Seguí aprendiendo diferentes formas de canalizar esta energía espiritual.

Con todas las buenas energías que cada sistema aprendido me propuso, sentía que cada método, era una libre interpretación del maestro que me lo transmitía.
En ese sentido, si bien estaba presente lo espiritual, se hacía mas hincapié en el uso de símbolos y técnicas para aplicar sobre los otros, que en una profunda toma de conciencia acerca de la forma de ver el mundo que todos tenemos instalada por la sociedad y la cultura, desde el nacimiento. Dicha forma de ver el mundo, impregna la totalidad de la vida del receptor de Reiki, del dador y del maestro o maestra, condicionando el resultado de la energía aplicada sobre las personas, mas allá del sistema aprendido. Desarmar dicha estructura con símbolos o posiciones de las manos, me pareció confuso, tanto desde un punto de vista iniciático, como desde un lado científico. Al margen de que la propia historia personal también influye en el resultado de las sesiones de Reiki, y que las condicionan hasta tanto uno no reconozca y afronte sus características adquiridas, que forman parte de nuestra personalidad. Aquí nació la comprobación de que, a la intención y la comprensión, le era necesaria la humildad.

Ahí me detuve una vez más y esta vez, tomé en serio a mi maestra intuición. Todo fue perfilándose desde un principio para que esto ocurriera. Tuve que convencerme por la fuerza de los hechos de que mi guía interna me indicaba el camino todo el tiempo. Reconocerlo no estaba en mis planes. Mi propia formación me lo impidió durante años. En ese momento se sumó un nuevo elemento que me reveló lo necesario para seguir: el amor hacia uno mismo como herramienta de transmisión plena de la energía.

Allí comenzaron a llegar a mis manos varias reijus, que son herramientas de conexión profunda con un nuevo nivel dentro de nosotros mismos. Más que iniciaciones en la energía universal venidas desde fuera, las reiju son maneras de proporcionarnos la oportunidad de comenzar un nuevo nivel de comprensión dentro de nosotros y de los alumnos. La efectividad de las iniciaciones que hagamos, depende de cómo nosotros estemos en ese momento alineados en nuestras propias vidas con la vibración universal de unidad.

Solté una vez más lo aprendido a través de mis maestros de toda la vida, y decidí buscar una nueva comprensión de todo el proceso de Reiki. Para eso inicié un viaje en el que no sabía qué iba a obtener. Decidí con confianza y alegría subir a la montaña, cuya cima no podía ver, porque “la nube del desconocer” no me lo permitía, y le pedí a las fuerzas de la transformación creativa, para que me ayudasen a hacer el cambio tan necesario.
Usé las vocales sagradas, reverencié las prácticas más simples de Reiki y usé los kuji kiri en mis manos. Envié la energía de los kotodama de Usui Sensei a distancia a los alumnos y maestros de la escuela.
Ese día me conecté con lo más amado de mi tarea en Reiki. La percepción del sistema de Usui, como un método para la fusión de las energías de cielo y tierra, a fin de convertirnos nosotros mismos en unidad plena y amorosa. Comenzó a invadirme otra vez una energía jubilosa que hacía mucho tiempo no me animaba a sentir. Mover la energía para recibir nueva energía. Podemos aprender a tomar consciencia de la manera de dar Reiki, sin influenciar con nuestras falencias el resultado de las sesiones y las clases. Sin condicionar con nuestros prejuicios, las decisiones que forman parte de la libertad del receptor. Podemos conectar a cada ser a su natural bondad intrépida.

He aquí la inmensa herencia del método: la energía Reiki es en sí nuestra gran maestra. Lo fue de Usui Sensei, lo es de nosotros. Nos conecta a nuestra verdad interior y nos anima a ser libres en su uso. El Reiki para el Satori ya está en tus manos desde hoy.

249 pensamientos en “Nada para mi, que no sea también para los demás.

  1. QUERIDO CLAUDIO,YO ME RECIBI DE MAESTRA DE REIKI EN TU ESCUELA HACE MAS DE DOS AÑOS,Y CADA VEZ QUE PUEDO PARTICIPO DE OTROS CURSOS, EN ESTOS MOMENTOS NO ESTOY PASANDO UN BUEN MOMENTO YA QUE HACE CUATRO MESES TENGO ATAQUES DE PANICO ESTOY CON TRATAMIENTO MEDICO,ME GUSTARIA SI PODES QUE TECNICAS Y POSICIONES TENGO QUE HACER PARA SALIR DE ESTO YA NO SE QUE HACER.DESDE YA MUCHAS GRACIAS ,SALUDOS A VOS Y A TODO TU ESTAFF QUE SIEMPRE NOS TRATAN TAN BIEN.

  2. Hola Claudio, siempre es un placer para mi leer tus artículos y escucharte en tus programas, como maestra de Reiki debo decir que aun me falta mucho camino por recorrer y ancio día a día continuar este aprendizaje maravilloso , tus enseñanzas son sublimes transmitís paz y seguridad en cada palabra, en cada gesto, en tu mirada, aun no te conozco personalmente , debo decirte que llegue a Reiki por vos, fuiste mi mentor a la distancia , no existen palabras de agradecimiento a los Maestros que han marcado el camino para que nos conectemos y hoy pueda decir soy Maestra de Reiki. Muchas gracias. Namaste.

  3. hola Claudio estoy con aftas en la boca y eso me tiene deprimida no puedo comer sin la protesis y necesito de tu ayuda desde ya muchas gracias Dios te vendiga

  4. Hola Claudio, que bueno que se puede comunicar con vos por este medio, quiero decierte que tengo muchas ganas de continuar con mi aprendizaje de reiki, hice el tercer nivel usui y karuna 1,2 y maestria.
    Y me alegro que te hayas mudado pues cuando viajo para Buenos Aires suelo estar cerca por la calle Oro y me viene Barbaro. Te mando un abrazo

  5. hola maestro claudio hace un tiempo pude viajar desde patagones e hice loss tres niveles de reiki con ud, ahora por motivis economincos no puedo ir, ademas m+necesito de su ayuda estoy pasando por un serio problema de salud: depresion mayor y hace un mes me operaron de columna dorsolumbar , se imagina estoy con mucho dolor, triste , ansiosa pero con ganas de seguir con reiki como puede ayudarme o enviarme energia para poder practicar todo lo aprendido con ud. lo necesito enormemente para armonizarme y practicar reiki. agrdecere su colaboracion, no se de que otra manera comunicarme con ud, adios. todo lo mejor para ud.

    • Hola Laura, quiero mandarte un mensaje de LUZ y decirte que en tus manos está el alivio de tus dolencias, practica reiki contigo y no te dejes vences por la depresión que es un enemigo oculto y ladino, como una energía turbia que te inmoviliza y no te deja ser luz. Te mando reiki desde Tandil, Namasté

  6. Hola Claudio! Te cuento que hace unos 4 meses tomé la determinación de iniciarme en este camino. Conocí a una alumna tuya, hoy maestra de Jin Kei Do, y sinceramente te puedo decir que me ha cambiado todos los aspectos de la vida. Hoy por hoy estoy en pleno aprendizaje, enfocado en concer día a día este camino maravilloso. Me enorgullece saber que en esta sociedad tan convulcionada existen seres tan llenos de luz como voz y siempre dispuesto a compartirla con todo aquel que de una forma u otra decida acercarse. Simplemente GRACIAS!!!. Abrazo gigante y mucha Luz!. Fernando José Llobel. Vera – Santa Fe – Argentina

  7. Hola Claudio, veo tu programa y ya te siento como un maestro y amigo. Tengo el 2do.nivel de reiki y me gustaría mucho tomar los siguientes niveles contigo, pero soy jubilada y vivo en Tandil, por lo que me resulta muy costoso. Espero que este año pongas a Tandil en el mapa de sus viajes, a ver si al menos puedo asistir a alguna charla. Te quiero, namasté

    • Gracias Graciela, estaré pendiente para poner a Tandil en la gira, es ponerle fuerza y organizarlo nomás, ya que todo lo hacemos a pulmón, por nuestra cuenta, así que lo tendré en cuenta!!!

  8. Hola Claudio .. !!!! Mi Maestro y Guia Espiritual … Me encanta saber que ahora puedo estar mas en contacto con usted por este medio , y tambien aprender de su sabiduria . GRACIAS … GRACIAS …… Le mando un fuerte abrazo y muchos saludos a todos los integrantes de la Escuela ….SUERTE … !!!!!!!!!!

    • Hola Marta, claro aquí estamos todos los días con temas distintos que siempre suman a nuestra vida, un saludo!!!

  9. Hola! no sabes que bien me hizo leer tu nota.Hoy justamente me encontraba un tanto bajón ,con cierto grado de desconcierto; y tus palabras fueron un mensaje tan justo ,directo al alma; me siento infinitamente orgullosa de tenerlo como mi maestro.Un abrazo enorme y miles de bendiciones.

  10. Bonitas y nutritivas conclusiones del caminar en Reiki. Un abrazo querido Claudio, por tantos años en tu Maestría y constancia en dar lo que has recibido desde el Amor…La Uruguayita, ¡¡¡ NAMASTE !!!

  11. La lista de felicitaciones es larga que ya no tengo palabras para decirle que para muchos a sido el impulso para que se iniciara en el Reiki y formara parte de su vida cotidiana.
    simplemente NAMASTÉ.
    Andrés

  12. hola . no se si se acuerdan de mi . pero me gustaria saber cuando vienen a Rosario a dar tercer nivel y maestria . yo necesitaria el libro de boodo

    • Estaré en Rosario el 15 de este mes para dar el tercer nivel y el nivel de Maestro, podés llamarnos y anotarte en el 0810 777 3454. Un saludo!

  13. estimado Claudio , tome la Maestria contigo el 10 de Octubre, en Rosario…. en el Hotel Presidente… fue maravilloso conocerte aunque ya había estado en Buenos Aires en una de tus conferencias…….además fui soy una alumna de la cual tome los tres niveles….la querida Ana Maria Baez….. el Reiki fué lo más bello que pudo llegar a mi vida…. gracias……

    • Hola Nelida! La energìa de reiki nos llega para ayudarnos a comprender desde diferentes lugares nuestra propia vida y la de los demas, otorgàndonos la posibilidad de ayudar a crecer interiormente a las personas. Enhorabuena que tu presencia nos ayude a ser mejores personas a todos!!!

  14. Maestro; hice mi maestria Karuna 26/09 hace años que transito el camino de crecimiento personal y cientos de veces pense en realizar un curso con usted sin embargo nunca lo realice, hoy tengo que agradecer a quien correponda, desde donde sea que lo haya logrado a mis 77años, muchas gracias maestro por su simpleza, su cordialidad,seguramente seguire aprendiendo nuevos caminos de crecimiento.
    Muchas gracias Teresa Borgese

    • Para mi es un honor tenerte como alumna, no sólo por lo que significa ser Maestra a los 77 años sino porque me hace feliz saber que el estudio no ocupa lugar y que cuando se quiere se puede!!!! Bravo por ti, en estos días se está editando el último libro mío que justamente habla de las personas que quieren manteneres felices y plenas sin importar su edad. Se llama ¨La sabiduría de los mayores” Un gusto!

  15. hola claudio , se dice que cuando el alumno esta preparado aparece el maestro ni antes ni despues en mi hogar en mi vida todo cambio mil gracias

  16. Gracias por estos hermosos casi 5 años en que te conocí personalmente,me formaste,haces que participe de tan hermosa luz que emanas ,NAMASTE MAESTRO y todas las bendiciones del universo para que te sigan acompañando a SER COMO SOS …ETERNAMENTE GRACIAS

  17. Sus seguidores hablan de un programa, me interesaría saber porque medio lo puedo visualizar. Me interesa mucho. Gracias desde Córdoba

  18. Querido Cláudio, maravillada por tus vivencias y enseñanzas, te sigo de años desde la televisión. Luego en la patagónica comencé éste camino maravilloso de Reiki de la mano de maestros que habían sido alumnos tuyos, y sin imaginar que terminaría ganando las maestrías de tu mano, tremendo orgullo para mi. Tus palabras exactas y llenas de sabiduría, me han dado la certeza del camino elegido…. Así han pasado las cosas en mi vida espiritual ! Gracias! Gracias! Gracias! Adriana de Río Cuarto.

    • Pues siempre nos vamos encontrando con aquellos seres que nos brindan una perspectiva distinta a nuestras vidas. Te felicito por tu camino, porque es el gran camino que necesitamos recorrer entre todos, una vez que se termine solo, esta gran sociedad individualista y a la vez muy sola. Un abrazo!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s