De 0 a 7, de 7 a 14, la vida de 7 en 7 años

Cuando eres chico te dicen que te calles porque todavía no aprendiste nada de la vida. De todos modos cuando vas creciendo nadie te escucha tampoco.  Ni qué decir cuando entras en esa etapa a la que le ponen el rótulo de vejez.
Con los cambios físicos, las arrugas, la depresión que te patean en contra parece que no hay manera de zafar…

Me pregunto cuánto hay de real en esto de las etapas de la vida, si es tan determinante como dicen o si es parte de otra deformación manipulada por “opinólogos” calificados que, dóciles, aceptamos sin cuestionar y tomamos como dogma para nuestra vida.

Si nos miramos desde un punto de vista espiritual veremos que, a lo largo de nuestra vida, vamos evolucionando y cada una de esas etapas, con sus características propias –ni mejores ni peores, refleja su sabiduría y su potencial de crecimiento.  Y podemos comprobar que lo visible siempre tiene su sustento en lo invisible, en la espiritualidad que lo sostiene y le da vida.

 

Nuestros cuerpos se van transformando a medida que crecemos en sus aspectos visibles, vitales, sensitivos, invisibles e individuales.  Desde que nacemos vamos madurando en forma continuada, sin interrupciones, en torno a tres ejes fundamentales que tienen que ver con el cuerpo físico, el alma y el espíritu.

 

Así nos lleva los primeros veintiún años de nuestra vida empezar a conocerla, alcanzar la madurez física y consolidar nuestra estructura orgánica.  Los siguientes veintiún años aprendemos a aceptar nuestra vida; se realiza la transformación de nuestro mundo interior, privilegiamos el pensamiento y el Yo se refleja con mayor fuerza en nuestra personalidad.

En el tercer ciclo de veintiún años es cuando maduramos espiritualmente y recapitulamos sobre lo vivido.

 

Cada siete años se produce en la persona una crisis que lleva a cambios importantes; esto nos permite hablar de tres ciclos de tres septenios cada uno:

 

Primer ciclo

Del nacimiento a los 7 años: físico

De los 7 a lo 14 años: temperamento

De los 14 a los 21 años: sensaciones y emociones

 

Segundo ciclo

De los 21 a los 28 años: autodominio

De los 28 a los 35 años: racionalidad

De los 35 a los 42 años:autoconfianza

 

Tercer ciclo

De los 42 a los 49 años: acción

De los 49 a los 56 años: reflexión

De los 56 a los 62 años: despertar

 

13 pensamientos en “De 0 a 7, de 7 a 14, la vida de 7 en 7 años

  1. Excelente texto, una realidad compartida. Estoy en la acción para formar y dejar enseñanza y servicio a los demás. En otras palabras dar mucha luz, de la misma que se me ha entregado… Abrazos, Greg.

  2. Estoy de acuerdo con Gregorio, excelente el texto, me gusto mucho, entonces a compartirlo para que otras personas tambien lo disfruten! abrazo grande!!!

    • Claro que es así Mariana, todas las etapas son para aprender y hay que pasar por todas para poder decir: “he vivido”, enfermarse no vale!!!! Irse antes de tiempo, menos!!! Un abrazo!

  3. Gracias!!!Claudio muy buen artículo y el Libro de Adultos Mayores ,tú último libro ,que habla acerca de lo que nos sucede en cada etapa,es un aporte más para tener en cuenta, a la hora de tener ciertas dificultades propias de cada etapa.(que nadie está exento.)
    Un saludo!!!

    • Asi es Adriana, todos estamos en crecimiento, en todas las etapas de la vida, no hay ninguna mejor que otra, todas las tenemos que experimentar. “Y si algo te va alegrando, ríe, que la risa es vida” decía Atahualpa Yupanqui. Mirándolo desde el lugar que planteamos, las dificultades tienen otro color! Un abrazo!!!

  4. Hermoso texto claudio…sobre todo para reflexionar que lo vivido nos ha dado la experincia para el hoy…son ciclos diferentes…gracias por permitirme encontrar lo bueno de cada uno…y…agradecer a la vida…la vida misma…
    Un abrazo.

  5. Hay un cuarto ciclo? No veo información sobre el! Que pasa después de los 62 y 72 y porque no 82 y 92 ? Me gustaría leer tu elaboración sobre esas etapas. Gracias

  6. Claudio, gracias por tu generosidad y entrega diaria. Me encantaron tus palabras… y aun resuenan en mi cabeza !!! “nada para mi que no sea para los demás”. Gracias, Gracias, Gracias!!

    • Aprovechemos cada momento de nuestra vida y predispongámonos a aprender de cada ser que se nos cruce, a veces el ser que menos nos gusta es el que más aprendizajes nos trae!!!

  7. Claudio ,hoy tuve la suerte de entrar en este espacio me atrapo y me dio respuestas,interrogantes a cerca de lo que en cada etapa de la vida nos convertimos y aceptar los cambios me gustaria comprar el libro de la etapa de mayores adultos leei y luego me encantaria tenerlos todos amo la lectura es mi compania ,me hizo bien para entender a mi nieta de 23 años y a mi hijo de 41 año x eso me apasina saber para ayudarlos entenderlos y entenderme .BENDICIONES SEGUI ILUMINANDO UNA PALABRA TUYA ES UNA BENDICION

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s