Un relato diferente

¿Quién puede contar bien su historia espiritual? Aquella que casi nunca contamos, porque la reemplazamos por nuestra historia lineal, la de nuestra familia, nuestros estudios, nuestros trabajos hechos por una paga. En paralelo a nuestra vida de sobrevivencia, que nos ocupa gran parte de nuestra atención, tenemos un maravilloso relato aun pendiente de ser contado. Cuando nos conectamos a el, comienzan a surgir voces, lecturas, experiencias, sensaciones, que vienen de nuestro ser eterno, ese que no envejece, mientras le demos espacio y lo estimulemos adecuadamente. Sigue leyendo