Silencio sagrado

Bien sabemos todos el empeño que cada practicante de reiki pone en su tarea, a fin de que cada sesión salga de maravillas. Prepararse ella o él mismo, a fin de estar de la manera más armónica posible, no es una tarea menor ni secundaria. Hacer del espacio de atención, un lugar cálido y agradable suma aun más. Estas son algunas de las características, que hablan de una elección personal por el buen trato, primero de sí mismo, y también de los demás. Casi son, nuestros alumnos y clientes*, nuestros invitados, y nosotros sus anfitriones. Sigue leyendo